28Abril2017

Download Template for Joomla Full premium theme.

Deutschland online bookmaker http://artbetting.de/bet365/ 100% Bonus.

Online bookmaker bet365

Rinitis, dermatitis, asma y urticaria recurrente, síntomas de alergia

 
El sistema inmunológico normalmente protege al cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias y los virus, este sistema también reacciona ante sustancias extrañas, llamadas alérgenos, éstos son generalmente inocuos y en la mayoría de las personas no causas problemas, sin embargo factores como el ambiente y la genética influyen en su aparición o recurrencia. 
Si los dos padres padecen de alergias, existe una probabilidad de que los hijos también la tengan, explicó Luis Octavio López Bravo, médico adscrito a la Unidad Médica Familiar (UMF) No. 25 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tuxtla Gutiérrez.
Una gran cantidad de pacientes manifiesta alergias desde la infancia, con síntomas como rinitis -inflamación de las mucosas nasales-, conjuntivitis, dermatitis, asma y urticaria, por lo que no hay que descartar la aparición recurrente de estos signos, especialmente en niños pequeños.
Estos padecimientos, solos o en conjunto, manifiestan una sintomatología muy semejante: obstrucción nasal, estornudos, resequedad o comezón en nariz, ojos, oídos internos, falta de aire, tos persistente con “silbidos” en el pecho, ronchas, enrojecimiento, hinchazón o resequedad con descamación en la piel, así como inflamación en párpados y labios.
Agregó que aunque los factores ambientales específicos que causan la alergia varían en cada persona, si existen agentes que acentúan los procesos alérgicos, éstos se clasifican en intradomiciliarios, que son el humo de cigarro, mascotas, polvo y plantas; mientras que los extradomiciliarios son el smog, polen, viento con tierra o micro partículas, cambios bruscos de temperatura y sustancias químicas, entre otros.
Apuntó que debido a que los principales agentes que exacerban la alergia en estos pacientes se encuentran en el hogar, es recomendable extremar limpieza en la casa, ya que la acumulación de polvo, aunado a la humedad, favorece el desarrollo de ácaros por lo que es importante lavar con frecuencia sábanas, cortinas y muñecos de peluche, y para la limpieza general es mejor utilizar trapos húmedos y trapeadores, en vez de escobas y plumeros.
López Bravo resaltó que es importante acudir al médico familiar cuando se presenten los primeros síntomas para realizar una valoración y evitar complicaciones, además la importancia de completar el tratamiento prescrito conforme a las indicaciones, acudir a sus consultas con el médico familiar y el especialista, y sobre todo, no automedicarse.